top of page

Platicando con...

Actualizado: 21 mar

EntreTmas Revista Digital hoy tiene el enorme placer de acercar a nuestros lectores y lectoras a la poeta y activista cultural argentina Carla Bod.

Soy poeta. Nací en Cañada Rosquín, un pueblito de 5mil habitantes de la provincia de Santa Fe, Argentina. A los 17 años, cuando terminé el secundario, me mudé a Rosario (ciudad en la que resido actualmente) para estudiar filosofía, carrera que abandono para estudiar Expresión Corporal; carrera que abandono para estudiar Comunicación Social, estudiante para siempre. Me gusta cocinar, las flores y el postpunk. Ahora, trabajo en radio y en una agencia de marketing. Pienso que la poesía está en los pequeños gestos.



Escribo poesía desde muy chica. En 2012 leí mis poemas por primera vez en Ciclotimia, ciclo de poesía que organizaba Erica Aristides, Pablo Castro Leguizamón y Fabricio Simeoni, en Rosario.


Desde ese momento, se abrió una rendija de luz por la que me iba a animar a pasar casi sin darme cuenta.



En 2015 hice mi primer libro autogestivo, Miseria y Carcajada, junto a la poeta Ariana Daniele. Libro pensado con el objetivo de venderlo para que yo pueda ir a conocer el mar; los vendimos todos, a fuerza de palabra, y vi por primera vez el mar argentino frente a mis ojos. Ese mismo año, organicé junto a otros artistas de la ciudad mi primer ciclo de poesía, que duraría pocos meses por falta de organización, el “Carnaval de Poesía”. Al año siguiente, junto a un poeta amigo de ese entonces, haríamos Voces Subterráneas, un ciclo que invitaba a poetas y músicos de la ciudad y alrededores.

En 2018, junto a mi amiga Agustina Pesenti, inventamos el Recital poético “Rosa Rabia”, festival que convocó a artistas de todo el país. “Rosa Rabia” más que un festival fue un lugar donde habitar, una casa, un amigo, un gesto poético, un arma contra el dolor, una manta, un manifiesto en contra de lo desamorado. En esos años escribí mi segundo libro inédito aún, Las mañanas y su violencia, que contiene poemas de Miseria y Carcajada y espera editorial (jaja).

Como resumen: leí en muchos ciclos y festivales, organicé festivales para poetas, locos, músicos, artistas plásticos, hice un librito, me presenté a concursos y recibí premios que nunca fui a buscar.



Actualmente trabajo en una agencia de marketing y publicidad, y soy coconductora en un programa de radio junto a Pablo Castro, Sábado Ciclotímico, programa declarado de interés cultural, donde hablamos de artes y de política.



Además, junto a León Ríos (músico), hacemos desde 2022 un invento que se llama “Te vas a acordar de mí”, es un invento de poemas y canciones, amor, dolores y belleza, “maravilla y gelatina”, como decía Abelardo Castillo.



Este agosto (2023), en la Feria Internacional del Libro, presenté mi fanzine “Ultimamente es fin de mes todo el mes, todos los meses”, es una cajita de cigarrillos armada artesanalmente, con un poema en su interior y un cigarrillo de la suerte, lo hicimos con mi amiga diseñadora Sofía Lombardich, quien me enseñó a confiar en el deseo. Como proyecto a futuro, deseo publicar Las mañanas y su violencia, con alguna editorial que me guste. Y que no avance la derecha.




Poema:



Amigos lo dicho y la sal se disuelven.

Hace meses que vivo en todas partes

y todas partes no es un hogar


Veo mi rostro muy oscuro

en un plato de sopa

me veo pasar desnuda en la madrugada

con un cigarrillo en la mano

A vos podría parecerte una imagen erótica

digna de una foto o una acuarela.

Amigos las acuarelas y el azúcar se disuelven.

Hace meses que todo me pasa por encima

y encima

o abajo

es lo mismo.

Me rebelo contra la forma

vos arriba

yo abajo

vos abajo

yo arriba

La forma del viento hace temblar mi imagen en el vidrio,

y apaga una vela de cumpleaños

de alguna torta

en alguna casa

donde festejan la vida

Amigos la tristeza es una manera genuina de existir

pero también se disuelve.


Digo que quiero saber los límites de un río

y sigo con mis dedos el borde de tus venas

Digo por ejemplo tierra o tierno, truenos o naranja jugosa.


Amigos leo que la alegría es una manera más razonable de existir

pero también se diluye.


Lo que podemos hacer mientras tanto es

pintarnos las uñitas color rosa, decir SÍ

salir a reírnos como yeguas desbocadas

bailar electrizados pasos histriónicos románticos robóticos ridículos

hablar solo en presente imperativo: decir besame fuerte

y que me beses

como felinos filosos fanáticos impúdicos


Lo que podemos hacer mientras tanto es

mirar la forma de un corazón ajeno que late

tun-tun

tun-tun

tun-tun

y copiarle el ritmo.

Copiarle el ritmo.



*Este poema forma parte del fanzine antes mencionado: “Últimamente es fin de mes todo el mes, todo los meses” (2023)

495 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page